Madres e hijas

Ayer estuve en el cine viendo la película Madres e Hijas, un película escrita y dirigida por Rodrigo García.

La primera sensación que tuve es que me gustó mucho, es muy del estilo de las películas de Alejandro González Iñarritu, productor en este película, en el que hay varias historias en apariencia desconexas que al final quedan perfectamente entrelazadas, comprobando que todas ellas han tenido un sentido.

Los temas que trata están alrededor de la maternidad, la familia, la adopción, y sobre la búsqueda que realizamos en tratar de saber quiénes somos y qué queremos ser.

Es una película muy emotiva y agradable de ver en esta cartelera del verano. El plantel de actores acompaña y hace creíble a una madre, Annette Bening, que da a su hija en adopción cuando tiene a su hija con 14 años. Sus cambios de registro a lo largo de la película son de una gran actriz que inunda la pantalla con su personalidad. Naomi Watts es la mujer que encarna a esa niña dejada en adopción y que es una abogada de prestigio huyendo de sí misma tratando de encontrar un sentido a la vida.

Rodrigo García, el director, es el hijo de Gabriel García Márquez, y en la película se notan algunas pinceladas de ese realismo mágico que utilizó en sus novelas y que su hijo parece que también ha heredado en otro lenguaje como es el cine.

La película tiene muchos matices para poder identificarte, es muy sutil con la historia sugiriendo más que mostrando lo que le confiere una cierta dosis de poesía visual a la que acompaña una banda sonora muy adecuada.

Aquí tenéis el trailer de la película, no os la perdáis merece la pena verla.

Publicado en Cine y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.